Croquetas de garbanzos y morcilla

croquetas de garbanzoa y morcilla
 
Croquetas de morcilla y garbanzos Ingredientes: 1 morcilla. 1 bote pequeño de garbanzos cocidos. 1 cebolleta. 2 cucharadas de harina. Nuez moscada. 2 cucharadas de aceite de oliva. Leche. 1 cucharada de mantequilla. Sal y pimienta. Harina, huevo y pan rallado para rebozar.  
Elaboración: Cortamos la cebolla pequeñita. En una sartén con un poco de aceite, la salteamos con los garbanzos.  
Trituramos con un poquito de agua o caldo.  
Preparamos ahora la bechamel. Para ello, ponemos en la misma sartén las dos cucharadas de aceite y la mantequilla. Cuando la mantequilla se haya fundido, añadimos la harina y dejamos tostar un poco mientras removemos.  
Vamos incorporando la leche poco a poco y sin dejar de remover hasta que veamos que adquiere consistencia. Añadimos nuez moscada al gusto.  
Agregamos los garbanzos triturados, salpimentamos y mezclamos. Deshacemos la morcilla y la incorporamos a la salsa.  
Una vez todo bien mezclado, lo ponemos en un recipiente y dejamos enfriar en la nevera para que coja cuerpo. Aproximadamente dos horas.  
Ya tenemos todo listo para preparar las croquetas. Vamos cogiendo porciones de la masa. Más o menos una cucharada. Le damos forma y la pasamos primero por la harina, después por el huevo batido y por último por el pan rallado.  
Sólo nos queda freírlas en una sartén con abundante aceite. A medida que vamos retirando, las colocamos sobre papel absorbente.