Crema de calabacín. Fría o caliente te encantará

crema de calabacin fria caliente cocina facil
Os traemos una crema de calabacín deliciosa. Muy válida tanto para el frío como para el calor ya que podemos degustarla fría o caliente y de las dos formas está deliciosa. Al final, te dejaré también un gratinado de patatas y espinacas que seguro que te va a gustar. Algunos consejos y propiedades: Cuando se compran calabacines deben seguirse diferentes criterios de calidad. Se elegirán aquellos ejemplares que sean firmes al tacto, compactos, pequeños o medianos, sin manchas en la piel y pesados en relación con su tamaño. Es aconsejable rechazar calabacines grandes porque suelen tener demasiadas pepitas y una carne menos tierna. La intensidad del verde que presente su piel no influye en la calidad de la pieza, ya que éste depende de la variedad a la que pertenezca el calabacín. El calabacín puede conservarse en el frigorífico en buenas condiciones durante unas dos semanas. También se pueden conservar los calabacines congelados, siempre que con anterioridad se escalden en agua hirviendo entre tres y cinco minutos.
Vídeoreceta en minuto y medio
Crema de calabacín. Ingredientes: 3 Puerros. 3 zanahorias. 3 calabacines. 3 patatas. Tomillo. Sal. 1 vasito de nata. Aceite de oliva.
Elaboración: Cortamos todas las verduras.
Sofreímos el puerro en una cacerola grande con un poco de aceite de oliva. A continuación añadimos la zanahoria.
Y rehogamos unos minutos. Agregamos el calabacín y una buena cantidad de tomillo. Mejor si es natural. Salamos.
Mezclamos todo y rehogamos unos cinco minutos más. Removiendo de vez en cuando. Pelamos las patatas y las troceamos cascándolas. Agregamos a la verdura.
Cubrimos de agua y echamos otro puñado de sal. Dejamos hervir hasta que la patata esté blanda.
Cuando la patata esté hervida, retiramos del fuego y apartamos dos cazos de caldo. Trituramos y batimos en la misma cacerola.
Hasta obtener una textura cremosa.
Pasamos por un colador y añadimos la nata. Removemos y mezclamos bien. Si nos ha quedado excesivamente espesa, añadimos el caldo que hemos apartado anteriormente.
Si la vamos a tomar fría, pondremos en la nevera cuando se temple.
Quizás te interese: GRATÉN DE PATATAS Y ESPINACAS