Bolas de arroz y mozarella

bolas de arroz con mozarella   Las bolas de arroz se pueden preparar para aprovechar restos de arroz de un plato del día anterior. Al tratarse de un alimento de sabor neutro permite casi cualquier tipo de relleno como carne o frutos rojos.   Ingredientes: 150 gr. de arroz, 100 gr. de mozarella, 3 huevos, e cucharadas de perejil fresco, harina, pan rallado, aceite de oliva suave, sal, pimienta y orégano, mantequilla y 50 gr. queso tipo parmesano.
  Elaboración: Para preparar nuestras bolas de arroz necesitamos un arroz tipo risotto, así que si nos ha sobrado del día anterior nos vendrá genial. Si lo que tenemos es arroz hervido que nos ha sobrado, lo saltearemos en una sartén con la mantequilla. Añadimos el queso parmesano y removemos para que se deshaga y nos quede un arroz cremoso. Retiramos y dejamos enfriar. En el caso de no tener restos sobrantes de arroz, ni risotto ni arroz hervido, pues hervimos arroz y después lo salteamos con la mantequilla y el parmesano. Una vez frío, ponemos en un bol. Batimos dos de los huevos y añadimos al arroz junto con el perejil, el orégano, sal y pimienta. Con las manos mojadas, hacemos bolas de arroz. Más o menos del tamaño de una pelota de golf. Hacemos un agujero en el centro y rellenamos con un dado de mozarella. Cerramos con un poco más de nuestra pasta de arroz y vamos a la siguiente. bolas de arroz con mozarella Cuando tengamos todas las bolas, las vamos pasando primero por harina, después por el otro huevo batido y, por último, por pan rallado. Freímos las bolas en tandas pequeñas, cuatro o cinco, durante un par de minutos o hasta que estén doraditas. Retiramos y dejamos escurrir sobre papel absorbente.
Un último consejo: nos resultará más fácil manipular las bolas de arroz si ponemos la mezcla en la nevera durante unas horas.