Ideas para el diseño de una carta de restaurante


La carta de un restaurante es un importante soporte publicitario para el establecimiento, además de uno de los más antiguos. Su diseño es de vital importancia muchas veces para maximizar nuestro margen de beneficios.

Es lo primero que el cliente va a tener en sus manos. Por tanto, deberá ser limpia, impoluta, atractiva y no como nos encontramos a menudo una carta descuidada, vieja y gastada. Es más, los platos que luego se van a degustar suelen ir en concordancia con ella. Una carta descuidada y gastada suele corresponder con platos en la misma línea. Por contra, una carta esmerada y bien diseñada se corresponderá con platos esmerados, cuidados y bien presentados.

Para fijar los precios, tendremos en cuenta el coste de la materia prima y el coste por el tiempo de elaboración. A ello, añadiremos nuestro margen de beneficio que no tiene porque ser el mismo para todos los platos. De hecho, debe variar y conseguir que aquellos platos más demandados sean al mismo tiempo los que mayor beneficio nos reportan.

Así, nuestra carta deberá promocionar, hacer más visibles aquellos platos que nosotros deseamos.

¿Y cuántos platos ofrecemos en nuestra carta?
Hoy en día, las cartas gigantecas están en desuso además de ser difíciles de gestionar. Debemos presentar una cocina coherente y especializada. Sin mezclar platos de diferentes culturas.

Aproximadamente nuestra carta contendrá siete u ocho entrantes. Diez o doce platos principales y otros siete u ocho postres. Además de ellos, podemos incluir un menú del día y un menú de degustación. Así como algunas recomendaciones de la Casa.

En cuanto al diseño y distribución
Nuestro objetivo es que los platos más demandados sean al mismo tiempo los más rentables. Por ello, los destacaremos como platos recomendados o especialidades de la Casa.

Esos platos más rentables a menudo no son los más caros. Por ello, colocaremos los más rentables junto a los más caros para que el cliente, al comparar, se decida por nuestro "gancho". Jamás pondremos los platos ordenados por precios, pues el cliente tenderá a pedir los más baratos.

Poner un plato caro en el grupo de recomendados, hará que éstos resulten más baratos y asequibles.
También es importante remarcar áquellos que queremos que pidan, áquellos más beneficios para el negocio dentro de recuadros o con una cuidada fotografía y presentación. Y es que con la vista, empieza nuestra experiencia gastronómica.

Hasta aquí un esbozo de Guía para coger ideas de como diseñar cartas de restaurante originales. Encontrarás mucho más en http://todoalacarta.com/categorias/diseno-de-cartas-de-restaurantes-originales/

Deja un comentario