Tarta de queso y chocolate

 
Pastel de queso y chocolate. Ingredientes: 900 gr. de queso crema. 190 gr. de azúcar. 1 cucharadita de extracto de vainilla. 4 huevos. 200 gr. de chocolate negro. Para la base: 200 gr. de gallestas tipo Digestive. 2 cucharadas de chocolate en polvo. 150 gr. de mantequilla.  
Elaboración: Precalentamos el horno a 150º. Empezamos con la base, claro !!! Desmenuzamos las galletas y ponemos, junto al cacao, en un recipiente para batir. Batimos hasta que estén finamente molidas.  
Derretimos la mantequilla (nosotros lo hacemos en el microondas). La agregamos poco a poco mientras seguimos batiendo.  
Ponemos la mezcla sobre un molde desmontable. Hemos utilizado uno de 23 centímetros de diámetro. Ponemos papel vegetal, cortado a medida en la base, y engrasamos las paredes con mantequilla. Aplastamos bien la mezcla de galleta. Refrigeramos mientras preparamos el relleno.  
Ponemos el queso cremoso, el azúcar y el extracto de vainilla en un recipiente para batir.
Batimos con la batidora eléctrica provista de varillas. Lo hacemos a velocidad lenta hasta obtener una mezcla homogénea y densa.
Añadimos los huevos, uno a uno, mientras seguimos mezclando. La mezcla debe quedar homogénea y cremosa. Subimos la velocidad al finalizar para que quede más ligera y esponjosa. No batir en exceso pues el queso podría cortarse.  
Derretimos el chocolate. También lo hemos hecho en el microondas. Ir poniendo de minuto en minuto para vigilar que no se nos queme. Cada vez, removemos con una cuchara o espátula.  
Una vez derretido, vertemos un poco de la mezcla de queso sobre el chocolate fundido y mezclamos. Ponemos un poco más y volvemos a mezclar. Este proceso, homogeneizará las temperaturas
Finalmente, mezclamos toda la preparación de chocolate con la de queso y mezclamos bien con una espátula o cuchara y siempre con movimientos envolventes.  
Vertemos la mezcla sobre la base de galleta y repartimos bien.  
Colocamos el molde dentro de otro más grande y llenamos dos tercios de la altura con agua caliente.
Horneamos entre 40-50 minutos comprobando regularmente la cocción para asegurarnos que no se quema. Debe quedar un poco tembloroso en el centro.  
Una vez horneado, dejamos enfriar ligeramente y refrigeramos toda la noche antes de servirlo. Adornamos al gusto. En este caso, hemos puesto chocolate de cobertura rallado.  
 
Si te gusta y quieres seguirnos, puedes hacerlo en facebook: RECETAS DE CASA