Estilos únicos para crear cocinas rústicas acogedoras

Estilos únicos para crear cocinas rústicas acogedoras

En pleno siglo XXI lo antiguo se vende a precios bastantes altos, quizá sea por añoranzas, moda o estilo, pero hoy en día todo lo retro sigue teniendo su vigencia. Y es que realmente, un espacio ambientado con un estilo antiguo llama poderosamente la atención, se siente como si se viajara en el tiempo y conduce a un momento de paz.

cocina rústica

Ahora bien, imagina el estilo retro en la cocina, uno de los espacios más representativos y familiares de toda casa. La cocina es considerada como el alma y corazón de todo hogar por lo que representa, en ella se preparan los alimentos para la familia, incluso es sinónimo de hospitalidad, además, la cocina está asociada a la figura materna, servicial y protectora.

El estilo de cocinas rústicas en la remodelación del hogar

Pero ¿en qué consisten las cocinas rústicas? No hay que confundir “rústico” con “tosco” sino con clásico, originario y natural.

Las cocinas rústicas son aquellas que mezclan lo tradicional con lo moderno, en el cual se conjugan elementos muy personales con los estándares de cualquier cocina. No hay un estilo único de cocinas rústicas, pero con este tipo de mobiliario de cocina parece que se retrocede un poco en el tiempo.

A diferencia de las cocinas clásicas, donde todos los elementos son antiguos o de apariencia antigua, en las cocinas rústicas predomina lo rural, la madera, la piedra, los colores tierra y claros, que evocan calidez y naturaleza.

Uno de los aspectos presentes en todas las cocinas es su atemporalidad, es decir, que todos sus elementos se mantienen con ese aspecto rústico durante muchos años y sin perder su presencia.

Algo importante de resaltar es que las cocinas rústicas no tienen que ser 100% estilo antiguo sino que aceptan elementos modernos en su decoración, es por eso que las cocinas rústicas con un toque moderno se ha puesto muy de moda.

Pasos para diseñar este tipo de cocinas

Lo primero que se debe considerar en el diseño de cocinas rústicas es identificar el foco de atención, bien sea la cocina, la isla central, la chimenea, la mesa de comedor, en fin, hay que ver cuál es el elemento más resaltante y desde allí, definir el resto de la decoración.

Si el centro de atención es la mesa de comedor, habrá que observar si es mayormente de madera entonces el resto de la cocina deberá ser también de madera, igual sucedería si dicha mesa es de piedra, hierro forjado o mixta.

A continuación, hay que elegir el estilo de los frentes, es decir, cómo se van a ver las partes más visibles de las cocinas rústicas, como las puertas de los estantes, la puerta de la cocina, las encimeras, etc.

En este sentido, hay que definir si los trazos son rectos o curvos, si tendrán marcos o no, si poseerán relieves o serán planas, etc. En cuanto a los materiales, el material predilecto es la madera y sobre todo la de nogal que es la más resistente, quedando esta perfecta en las cocinas blancas.

Elementos de las cocinas rústicas

Después de analizados los elementos y pasos básicos de todas las cocinas rústicas, a continuación se presentarán recomendaciones para decorar cada una de las partes más importantes de estas.

Hay que destacar que todo dependerá del estilo de cada quién, pero aquí van algunos consejos importantes:

Estantes

Una buena y barata opción es que los estantes sean abiertos, es decir, que no tengan tapas ni puertas.

En ellos se pueden colocar las cosas dentro de cestas de mimbre o cajones de madera, los cuales sirven para almacenar y forman parte del elemento decorativo. También hay que aprovechar los estantes abiertos para colocar botellas de barro, ollas antiguas, frascos de cristal y cualquier otro elemento decorativo.

De igual modo, se pueden colocar repisas dentro de los estantes, incluso fuera de ellas y en las paredes, donde se pueden colocar los elementos decorativos ya mencionados.

Isla de cocina

Las islas de cocina no son exclusivas de los espacios modernos, sino también son muy geniales en las cocinas rústicas.

Sus elementos principales son la madera o piedra y las encimeras pueden ser de nogal, granito o materiales sintéticos, pero es importante que estos elementos hagan juego con el resto de la cocina. Sobre estas islas se pueden adornar con ollas de peltre, cucharones, botellas de cristal, entre otros.

Encimeras

Las encimeras de piedra natural y granito son muy útiles y pueden llevar bordes de madera de nogal. Es importante que esta piedra esté pulida, para evitar la proliferación de las bacterias y facilitando así la limpieza.

Bloques de carnicero

En las cocinas rústicas antiguas se acostumbraban a tener bloques de carnicero, que son mesas con encimera de madera muy gruesa donde se cortaban las carnes con hachas y sierras.

Mesas y asientos

Las mesas y asientos de las cocinas rústicas son de madera o hierro forjado, con toques redondeados, tallados y cojines cómodos. Se recomienda que las cocinas rústicas también tengan bancos independientes, que son ideales para que se sienten los visitantes mientras el anfitrión está preparando la comida.

Columnas

Las columnas son elementos decorativos propios de las cocinas rústicas. Se pueden colocar en los frentes, las esquinas, en los armarios o en las esquinas de la isla de la cocina. Sus líneas pueden ser rectas, decoradas o torneadas.

Cornisas

Las cornisas se colocan en el borde superior de los frentes de los armarios superiores. Además de servir como elemento decorativo, sirven para evitar que las cosas que se coloquen arriba rueden y caigan.

Bisagras

Aunque parezcan insignificantes, las bisagras son parte vital de los elementos decorativos de las cocinas rústicas. Estas bisagras deben llevar elementos decorativos, como relieves y contornos.

Grifos

Al igual que las bisagras, los grifos de hierro con estilo antiguo son ese punto que faltaba dentro de la decoración de una cocina rústica.

Hay muchos elementos más que deben ser considerados importantes, pero lo significativo es que este estilo de cocina cumpla con la función de ser acogedora, transmitiendo calidez en el hogar.

 

Deja un comentario